jueves, 29 de junio de 2017

Culfreda, un tresmil solitario

Partimos unos pocos días dirección al valle de Gistain en pleno centro del Pirineo aragónes, llegamos bastante avanzada la tarde al refugio de Tabernes (refugio libre), complicado llegar con un turismo normal.
Amanece y recorremos todo el sendero sin perdida siguiendo el río, hasta una bifurcación a izquierda sentido de la marcha, todo muy balizado llegamos tras pendientes largas y suaves al puerto de la Madera, un excelente mirador. Comenzamos la amplia cresta que nos lleva a un primer pico de 2.900 m, seguimos la amplia arista y poco a poco en algunos puntos se estrecha pero nunca da la sensación de peligrosidad (siempre que no se sienta miedo a los espacios abiertos), llegamos a la cima sin muchas complicaciones, La vuelta la hicimos por el mismo itinerario.
























Punta de las Olas, Faja de las Olas

Partimos desde el refugio de Goriz sin muchas pretensiones, el día anterior habíamos subido al Cilindro , elegimos una ruta sin muchas "complicaciones", claro pero eso es en época estival, en primavera aún tienes que andar con cuidado.
La ruta es increíblemente bella por su soledad y el relieve, la faja de las olas es totalmente recomendable, pero en verano, en invierno podría ser muy complicada.
Nosotros nos dimos la vuelta en el paso de la cadena, porque aún se conservaba un nevero muy expuesto, decidimos no complicarnos la vida, la subida a la punta de las Olas quizás lo menos atractivo, un canchal interminable muy monótono, pero en montaña no hay nada feo.